Inicio / Descúbrela / Viernes Santo

La condena de Jesús

FUENTE: VIVE LA SEMANA SANTA
Autor: Redacción

Hoy, Viernes Santo, se recuerda el camino de Jesús hacia su muerte en la cruz.

Jesucristo fue juzgado por su insurrección hacia el gobierno romano al proclamarse rey.  Sin embargo, no fue encontrado culpable.  El Sanedrín, tribunal superior judío, lo acusa de blasfemo y pide que Pilato ratifique esta sentencia.

Pilato no encuentra nada malo en Jesús, pero ante la presión de la sociedad y queriendo perdonarle la vida, les da a escoger entre Jesús y Barrabás, un condenado por asesinato. 

El pueblo escoge liberar a Barrabás y a Jesús lo condenan a morir en la cruz. 

La crucifixión era la pena de muerte más cruel que existía, ya que sobrevenía después de una larga agonía. 

En aquel entonces ningún ciudadano romano podía ser crucificado, este tipo de pena de muerte era para los peores criminales.

Es así como Jesús inicia su doloroso recorrido cargando la cruz hacia el Gólgota o Monte Calvario (lugar de calaveras), una colina a las afueras de Jerusalén donde se le daba muerte a los reos que habían sido condenados, ahí fue crucificado junto a dos malhechores que también fueron colgados en cruz y que por tradición se conocen como “Dimas” y “Gestas”. 

Durante su agonía pronuncia sus últimas siete palabras, siete frases que son consideradas como su testamento.  Jesús murió aproximadamente a las tres de la tarde. 

Existen datos científicos de que ese día y a esa hora se registraron terremotos en oriente medio y Europa.

Jesús fue enterrado en un sepulcro como lo dictaba la tradición judía.  Pero el rito fue apresurado, pues el cuerpo debía estar sepultado antes de que iniciara la pascua judía al ponerse el sol.



Bookmark and Share

Sitio Promovido por la Arquidiócesis de Monterrey
2014 -Vive la Semana Santa.
Catholic.net - El lugar de encuentro de los católicos en la red
Derechos Reservados. Términos de Uso
Síguenos en:
Imprimir nota